Virginia Patrone_Tango Feroz_2018_acrilico y tecnica mixta sobre lienzo_100x130cm_galeria zielinsky_barcelona

Virginia Patrone | El Objeto del Tango

Inauguración: Miércoles, 11 de abril – 19 h

Exposición: 11 de abril – 15 de junio de 2018

Organización: Galería Zielinsky y Consulado General del Uruguay en Barcelona

Apoyo: Consulado General del Uruguay en Barcelona, Cardiodreams Foundation y Duc de Foix

Galería Zielinsky presenta la exposición individual El Objeto del Tango de la artista uruguaya Virginia Patrone, un conjunto de obras que reflexionan sobre la ruptura de paradigmas, la contraposición de esferas sociales aparentemente antagónicas, la creación de una nueva identidad para la mujer, para el hombre y para la sociedad. Se muestra una selección de pinturas, una serie de dibujos que parodian el comic y una video instalación en colaboración con Rodrigo Spagnuolo de Antídoto Films.

El punto de partida son las dos letras del Tango “La Cumparsita”, de Mattos Rodríguez, que ha cumplido 100 años en 2017. El recorrido de la muestra pasa por la historia personal de la artista con el tango, por el tango histórico y por su influencia en la sociedad rioplatense. Busca, como es notorio en la obra de Virginia, la imagen y la esencia del femenino a través de la pintura, una mujer pintando mujeres. La búsqueda de la mujer como protagonista, dando la vuelta al contenido tradicional del tango, con otra óptica, desde el lugar de la mujer.

Tradicionalmente, en las letras de tango, la mujer sólo tiene tres roles: la madre, santa, sacrificada y por lo general recordada con remordimiento. La novia virginal, mal querida y abandonada, que muchas veces muere de tristeza o de tuberculosis, también recordada con remordimiento por el cantor inequívocamente masculino. Finalmente, la más importante y depreciada, la milonga, la mujer sensual, la imagen de la lujuria, la mala mujer, la que ha “caído”, recordada con rencor y pecaminosa añoranza. El objeto del tango. No hay más, no hay complejidades o matices, no hay lujuria permitida en la novicia, ni valor en la milonga o fuerzas de resolución en la madre. El hombre canta, la mujer calla en la sombra. Pero no todo es machismo. Se habla de un amor inolvidable en esta versión de La Cumparsita, y la mujer que seduce tan profundamente es un personaje que habita las telas. Se ve en ella pasión, erotismo, sensualidad, no solo para el hombre, sino para ella misma.

El video “Objeto del Tango” presentado en la exposición toma como referencia La Cumparsita, y el centenario de su creación. Hay una evocación desde la perspectiva femenina, que interpela el rol de la mujer en el tango, en el tiempo y en la cultura. Lleva los personajes de la pintura más allá de las telas.

Las mujeres de sus obras sobre el tango callan, no porque la tela no las deje hablar, callan porque ese es su guión protagónico en un drama seductor. Ellas representan un silencio que habla por sí sólo. Son el objeto, las protagonistas y las que entienden qué sucede, las que hacen la reflexión emotiva y nos enganchan, desde adentro del cuadro, con su mirada, con la postura del cuerpo, o simplemente con la forma en que las pinta la luz. Son el objeto que todo lo sabe, la cosa y el motivo.

Podemos atrevernos a hacer una lectura Dadaísta de las obras de Virginia, una vez que esta escuela y el tango son expresiones artísticas que nacen en la misma época. Una época en la que hay la ruptura de paradigmas, contrapone corrientes que pertenecen a esferas sociales aparentemente antagónicas. Notamos la búsqueda por la creación de una nueva identidad, visceral y espontánea. Así, Virginia nos lleva a viajar por la letra (imaginada) de la Cumparsita, trasnochando la misma vida recurrente del tango esencial … Están, y se quedan para siempre, la culpa, el delirio, la noche y la muerte. Así es el tango, así es la vida…

Teaser exposición

catálogo digital

comunicado de prensa: info@zielinskyart.com