Nace en Barcelona en pleno barrio de Gracia; estudia en la Salle Josepets. Entra a trabajar en la fábrica Elizalde, empresa de motores de aviación, en el departamento de experimentación de motores pidiendo, a continuación, el cambio al departamento de obras, lo que compagina con los estudios de aparejador. Es aquí, en el Elizalde, donde conoce el que sería uno de sus maestros: Vicente Alegre, ingeniero aeronáutico de infraestructuras.

Trabaja también con los arquitectos Terrades, Adroer y Senillosa; será con este último con quién ganará la medalla de oro al mejor stand de la feria con la obra de la General Electric USA. Aconsejado por Roberto Terrades, quien le recomienda que se dedique al trabajo de interiorista, comienza su tarea en este mundo profesional en los años sesenta. Inicia su periplo como director técnico a diferentes empresas del ramo de la arquitectura, interiorismo, mobiliario etc. mientras va ampliando los conocimientos en el mundo técnico/artístico realizando diferentes obras en todo el estado.

Se casa y nacen 3 hijos: Pablo, Yuri y Hugo, que se dedicarán a tareas creativas como su padre. Arquitecto y pintor, el grande; creativo publicitario y realizador, el medio; y arquitecto y cantautor, el último.

En los años setenta, Eduard obtiene el título oficial de la European Council of Interior Architects (ECIA) en Suiza.

Hace más de veinte y cinco años que viaja por todo el mundo mezclando turismo y tareas profesionales, eso sí, acompañado siempre de unos inseparables bloques de ruta rellenos de dibujos y acuarelas con los que, y después de animarles entre todos, acaba haciendo dos exposiciones con gran éxito. Le gusta la idea de hacer esculturas y empieza a hacer móviles y piezas diversas con cañas de bambú.

De su etapa de navegante, le siguen seduciendo el mar y las velas de los barcos y… un día se pone a hacer velas de metal. Acaba haciendo unas 25 ó 30 piezas. Poco después se pone a hacer lo que la familia y los amigos llaman “bichos” y con ello sigue actualmente pasando las horas de lo que empezó como un hobby y se ha convertido en una profesión.